Saturday 20 june 6 20 /06 /Jun 20:36
 Los colores hablan acerca de la personalidad o del estado de ánimo de alguien cuando usa ropa de cierto color, pero también pueden provocar estados anímicos diversos cuando son usados en la decoración de un lugar.

Si son bien empleados, los colores trabajan por nosotros.  

  

  

Rojo. Es un color que retiene mucha energía. Ayuda al cuerpo a responder a situaciones en las que se necesita de mucha valentía y fuerza. Da vigor, tenacidad y es un gran estimulante de las actividades sexuales. También es útil para disponer de buena forma las circunstancias alrededor de una intervención quirúrgica.

Si se coloca en objetos o accesorios decorativos puede servir para provocar actividad en una persona, por ejemplo cuando un niño es demasiado tranquilo.

Es útil para superar períodos depresivos, de melancolía y miedo a la vida.

Puede usarse en cualquier parte del bagual, excepto en una recámara como color dominante, ya que, dado su efecto estimulante puede ocasionar la pérdida del sueño.

El rojo va excelente en un comedor y es recomendable usarlo en restaurantes ya que invita a comer.

Para cuestiones amorosas es el color primordial. Las velas rojas son un gran aliado cuando se quiere conquistar a una persona. Combinado con el blanco da más fuerza y pureza a las relaciones amorosas.

 

 

Rosa. Es un color que debe evitarse porque baja las energías.

No es recomendable usarlo en ninguna de sus tonalidades, aún en las más brillantes como el fucsia a menos que se quiera proyectar una imagen de ternura para conquistar a una persona en el plano amoroso.

También puede usarse para frenar la actividad exagerada en una persona.

 

 

Naranja. Es un color cálido y aunque estimulante, lo es un poco menos que el rojo. Es un color excelente para la decoración de las salas ya que provoca optimismo y generosidad. Es un gran aliado cuando van a realizarse fiestas o recepciones para que los asistentes se sientan contentos y el ambiente se mantenga agradable.

En las velas se usa para pedir tranquilidad, paz, ayuda económica, protección en viajes largos, aumentar la capacidad de concentración, mantener la armonía entre los casados, para procurar las actividades deportivas y artísticas, y reafirmar la parte creativa del ser humano.

Deben evitarse los tonos pastel del naranja como el color salmón, ya que baja las energías.

 

 

Amarillo. Estimula las actividades del intelecto humano y la comunicación. Hace que la gente sea extrovertida y organizada. Provoca armonía y sinceridad entre las personas.

Es un color muy bueno para una sala de ventas ya que ayuda a usar la lógica, el razonamiento y a tener un buen sentido común antes de cerrar un negocio.

Es un color muy apropiado para el cuarto y la ropa de los bebes.

Las velas amarillas se utilizan para hacer peticiones de dinero, para que no haya faltantes económicas en el hogar y para tener lucidez a la hora de cerrar un trato.

No hay ninguna contraindicación para usar los tonos pastel del amarillo.

 

 

Azul. Es un color que provee de paz interior, paciencia, serenidad y estimula la búsqueda de la verdad interior.

En las velas se usa el azul para hacer peticiones de acercamiento al ser amado y para hacer más estrechas las relaciones afectivas entre las personas. Es el símbolo del amor puro, los celos, las pasiones, el olvido y la unión.

En una recámara es ideal, en cualquiera de sus tonalidades, para un niño hiperactivo.

 

 

Verde. Es un color que da curación, esperanza, paz, armonía y provoca el desarrollo de las personas que habitan una casa o trabajan en una oficina decorada con este color.

Provee de mucha energía pero no tan arrebatadamente como el rojo; es más sosegada, por lo cual es bueno para hospitales y escuelas.

Puede usarse cualquier tono de verde, tratando de evitar los tonos militares.

Este color está relacionado también con las cosas materiales. Por ello, las velas verdes se usan para atraer el trabajo, aumentar la suerte, procurar éxito en negocios financieros y atraer el dinero, ya que está ligado con las riquezas de la naturaleza.

La vela verde simboliza la solidez económica, la perseverancia para alcanzar algo, las acciones y el éxito en la profesión u ocupación.

 

 

Morado y púrpura. Son colores muy espirituales. Hacen más intuitivas a las personas.

Las velas de este color se usan para hacer peticiones de progreso, ya que representa la ambición. Simboliza los estudios profesionales y todo aquello que tiene que ver con la ley y la autoridad. Da paz espiritual cuando se ha tomado la decisión de estudiar en un lugar lejos de nuestro círculo habitual.

 

 

Blanco. Es un color protector. Es símbolo de los aspectos espirituales del ser humano: pureza, limpieza, claridad, verdad, sinceridad, fe y perfección. Repele las energías negativas.

Ayuda a fomentar la creatividad y la imaginación. Una vela de este color se usa para pedir protección para los integrantes de la familia y procurar armonía y pureza en el hogar, fortaleciendo los lazos afectivos familiares.

 

 

Negro. Es símbolo de lo desconocido. Absorbe mucha energía. Da poder y dinero.

Tiene un poder dual: si una persona está triste y viste de negro puede hacerla sentir más triste, y si está feliz puede hacerla más feliz.

  

  

            

Por graNada - Publicado en: Percepcion
Escribir un comentario - Ver los 1 comentarios
Volver a la página principal
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso